Existen varios tipos de terminales, aparte de las gamas baja, media o alta. Hay algunos que intentan impresionar con una gran relación potencia – precio, otros por tener una gran cámara, otros por ser sencillamente lo mejor (y pagando por ello). Y existen algunos terminales que sencillamente nos quieren ofrecer unas características medianas pero completo, y con una calidad y robustez que consigan que nuestro terminal no nos dé problemas y tenga mucho tiempo de vida. Uno de esos terminales es aquel del que os hablaremos hoy: el Sony Xperia U.

Sony es popular entre otras cosas por la gran calidad de sus terminales, empezando por los materiales. En este caso, para ofrecernos este terminal de gama media ha tenido que hacer algunas concesiones, pero en general es un gran terminal, como veremos en seguida.

sony xperia u

Sony Xperia U: Características y especificaciones

Vamos a empezar con su diseño, en el que se ven las líneas puras y el estilo general de todos los Xperia, un diseño atractivo que siempre han podido llevar con orgullo. La parte inferior del terminal puede cambiar a diferentes colores, por lo que tenemos además esta virtud de que podremos personalizarlo y que nunca está de más.

Seguimos con el procesador, un ARM Cortex A9 Dual Core a 1GHZ. No es que sea de los mejores, y sin duda hay otros dentro de su gama que llevan cuatro núcleos y más potencia que este. Proporciona suficiente potencia para utilizar la mayor parte de juegos y aplicaciones de Google Play acompañado de su gráfica Mali 400MP, que llevan terminales como el Galaxy S III. Los 512 de RAM hacen que vaya fluido aunque si tenemos varias cosas abiertas a la vez se resentirá un poco.

En cuanto a la memoria interna, y aquí vamos con el gran fallo del terminal. Solo tiene 8GB y no es posible ampliar el almacenamiento mediante microSD. Esto si eres de los que lleva su música y películas es su smartphone es un verdadero rollo. Si no, es algo no tan importante.

Vamos con la su pantalla, tenemos un terminal muy compacto con un panel LED de 3,5 pulgadas y una resolución de 854×480 y 280 ppp de densidad de pixel. Si te gusten los terminales pequeños y cómodos no hay problema, ya que aunque parezca una resolución baja, se ve a la perfección porque esa resolución en pantallas pequeñas funciona muy bien. Además dispone de la tecnología Mobile Bravia Engine, la cual mejora el color y contraste general de la pantalla, con lo que tenemos una muy buena experiencia.

En cuanto a su software va equipado con Android 4.0 Ice Cream Sandwich, con la interfaz TimeScape que mejora mucho la experiencia y que se integra con el sistema operativo puro a la perfección. Además tiene algunos tutoriales al inicio por si estamos empezando a familiarizarnos con el uso de un smartphone android.

Vamos con la cámara, en la que encontramos los clásicos 5MP con Flash LED que encontramos en tantos de los terminales de gama media. Su cámara frontal es VGA.

Por último vamos a hablar sobre su autonomía. Cuenta con una batería de 1320 mAh que hace que el terminal tenga una buena duración en un uso normal del mismo, ya que su procesador menos potente requiere menos recursos.

En conclusión, se trata de un terminal muy correcto, para personas que no exigen mucho en potencia pero quieren contar con un terminal sólido y que funcione de manera fluída. Este terminal se puede encuentra por unos precios que van desde los 150 euros a los 270 euros aproximadamente, según el lugar donde lo compréis o las ofertas que haya en ese momento activas.

Dejar respuesta